lunes, 19 de mayo de 2008

Siempre hay animales sin identidad ni sentido comun

LAMBAYEQUE. PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN EN VENTA

Venden 12 hectáreas de terreno que son parte de complejo arqueológico

Empresa dedicada a la agroindustria adquirió gran parte de zona intangible. Denuncian tala de bosques de algarrobo y saqueo de restos funerarios

Por Wilfredo Sandoval Bayona

Víctor Manuel Reyes Silva es uno de los comuneros más buscados por los integrantes del Comité de Defensa del Patrimonio Cultural de Jayanca, quienes en los últimos días denunciaron que ese sujeto vendió por S/.61.000 12 hectáreas de las 60 que forman el Complejo Arqueológico de Chililí, ubicado en el sector El Arenal.

Detrás del paradero de Reyes también están los arqueólogos del museo Brüning de Lambayeque, quienes no se explican cómo logró transferir las 12 hectáreas de tierras a la empresa Gandules, cuando estas pertenecen al Complejo Arqueológico de Chililí, declarado Patrimonio Cultural de la Nación.

Lo que se sabe es que Reyes realizó la transacción de compraventa ante un notario de Motupe y recibió S/.61.119,5 por los terrenos que supuestamente la Cooperativa Agraria Chililí le habría dado en posesión. Ello aún está en investigación.

LA DEFORESTACIÓN
Este nuevo atentado contra el rico patrimonio de Lambayeque fue puesto al descubierto en abril, durante las acciones de mantenimiento que la Municipalidad de Jayanca y los arqueólogos del museo Brüning realizaron en diversos sitios arqueológicos pertenecientes a las culturas Lambayeque y Mochica.

Con el apoyo de los integrantes de la Casa de la Cultura de Jayanca, el arqueólogo Juan Martínez detectó que Gandules colocó en el terreno una cerca con postes de algarrobos, que fueron talados de la misma zona intangible.

Varios días después se constató que los trabajadores de Gandules deforestaron aproximadamente 20 hectáreas del bosque que creció en el complejo arqueológico. Ninguna autoridad del museo ni de la Municipalidad de Jayanca emitió algún permiso para realizar los trabajos de limpieza del predio.

En principio, los representantes de Gandules dijeron a los arqueólogos que el lugar había sido comprado para ejecutar un proyecto turístico, aunque luego se confirmó que el terreno era nivelado para cultivos de agroexportación.

Según el alcalde de Jayanca, Jhony Purizaca Vigil, el terreno en conflicto no se encuentra registrado en ninguna institución, por lo que su venta presenta una serie de irregularidades.

EMPEZÓ EL HUAQUEO
Lo más grave fue detectado hace unos días, cuando Juan Martínez, del museo Brüning, y otras autoridades locales comprobaron que los obreros de la mencionada empresa no solo habían talado el bosque de algarrobos para preparar carbón vegetal, sino que también perforaron 25 pozos para saquear restos funerarios de más de mil años de antigüedad.

Durante una reunión con los directivos de la Unidad Ejecutora Naylamp Lambayeque, que dirige Celso Sialer Távara, el responsable de Gandules, Juan Becerro Díaz, señaló que la empresa colaborará con la delimitación y cuidado de la zona arqueológica.

Sin embargo, para los responsables de la protección del patrimonio del museo Brüning, ello no es suficiente, por lo que esta semana interpondrán una denuncia ante el Ministerio Público.

CLAVES
4 El Complejo Arqueológico de Chililí fue un centro administrativo de la cultura Lambayeque. Está formado por un conjunto de montículos arquitectónicos de unos diez metros de altura, con áreas destinadas a cementerios y habilitaciones domésticas.
4 El mencionado complejo se ubica a 2 kilómetros de Jayanca y es uno de los más importantes de la región, pues representa uno de los sitios monumentales de gran extensión de la cultura lambayecana.
4 La zona fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación según la Resolución Directoral 615, publicada el 11 de agosto del 2004.